Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 de septiembre de 2009

Hola amig@s de APELLIDOS PERUANOS.

Nuevamente les presentamos un artículo de César Salomón que será de utilidad para todos los descendientes de italianos que quieran adquirir la nacionalidad italiana. Esperamos que este artículo sea de utilidad.

Rosa y Guillermo

 

 

EL PROCESO PARA LA OBTENCIÓN DE LA CIUDADANÍA ITALIANA Y LOS DERECHOS QUE GENERA A QUIEN LA OBTIENE

 

Por: Dr. César A. Salomón H.

César Augusto Salomón Herrada

César Augusto Salomón Herrada

La Ciudadanía Italiana
Aquí podrá encontrar información sobre la ciudadanía italiana, descripción, requisitos y gestión de la misma, así como las preguntas más comunes que surgen durante este proceso.

Mapa de Italia

Mapa de Italia

 

¿Cómo se determina la ciudadanía italiana?
La ciudadanía italiana es otorgada, sin límite de generaciones, a los descendientes de los italianos emigrados a través del jus sanguinis, aunque no admite saltos generacionales. La cantidad de posibles ciudadanos italianos, de acuerdo a este criterio, duplica en número a la actual población de la península itálica.
La ciudadanía se determina por filiación y solo por excepción por otras motivaciones. Históricamente la ciudadanía italiana se determinaba a un hombre que nacía de padre italiano, mientras últimamente ha sido tomada en consideración también la posibilidad de determinación de la ciudadanía italiana de parte de madre. Sin profundizar estos cambios, se puede decir que hasta el 31.12.1947 la ciudadanía italiana por nacimiento era posible solo si el padre fuera italiano, mientras desde el 1 de Enero 1948 la ciudadanía italiana es dada indistintamente de el padre o de la madre que sean ciudadanos italianos

 

La ciudadanía italiana por nacimiento
Es de nacionalidad italiana de nacimiento:

 

  1. El hijo de padre o madre italiana.
  2. El hijo nacido en Italia de padres desconocidos o apolidos (o sea “sin patria”).
  3. El hijo nacido en Italia de padres extranjeros, pero sólo si nace en un Estado en el cual la ley prevé que los hijos no sigan la nacionalidad de los padres (sin embargo NO CONSIGUE LA NACIONALIDAD quien ha nacido de padres extranjeros de un Estado que prevé que los hijos nacidos en el extranjero sigan la nacionalidad de los padres, aunque sea a través de declaraciones de voluntad o formalidad administrativa).
  4. El hijo de desconocidos entrado en Italia, si no se demuestra que ya posee otra nacionalidad.

 

La ciudadanía italiana por descendencia
La ciudadanía italiana se trasmite de padres a hijos (”jure sanguinis”) sin salto de generaciones. Para tener derecho a la ciudadanía italiana es necesario, entonces, ser descendiente en línea recta de un familiar que sea ciudadano italiano. (Por. Ej.: bisabuelo, abuelo, padre).
* En caso de que existan mujeres en la línea de transmisión de la ciudadanía, tienen derecho a la misma los hijos y las hijas nacidos/as a partir del 01.01.1948.

 

 

1) La actual ley sobre la ciudadanía toma en consideración el caso del extranjero que tenía un padre o un abuelo, que ha sido ciudadano italiano de nacimiento (independientemente de su sexo). Estos extranjeros, pueden obtener la ciudadanía en varias maneras:
a) Sirviendo en el ejército, a condición que antes se debe declarar que se quiere adquirir la ciudadanía italiana.

 

b) Asumiendo un empleo público en las dependencia del Estado Italiano con declaración de querer adquirir la ciudadanía (pero esta solución es posible solo para los ciudadanos de la UE).

 

c) Si al cumplir 18 años de edad reside legalmente en Italia de al menos 2 años y declara que quiere adquirir la ciudadanía italiana (la declaración debe hacerla antes de cumplir 19 años de edad).

 

Si no se encuentra dentro de estos casos, el extranjero que tiene antepasados italianos (abuelos o padres), puede obtener la ciudadanía italiana haciendo demanda al Presidente de la República cuando tiene al menos 3 años de residencia legal en Italia, gozando de una reducción para poder hacer la demanda para la concesión de la ciudadanía, ya que el tiempo en vía general es de 10 años.

 

2) Si ha nacido en Italia, ha residido legalmente, sin interrupción, hasta alcanzar la mayoría de edad y declare, antes de un año de la mayoría de edad que quieres obtener la nacionalidad italiana.

 

Para la declaración de voluntad son necesarios los siguientes documentos: a) certificado de nacimiento; b) certificado de residencia.

 

¿Qué documentos debe presentar para el reconocimiento de la ciudadanía italiana por descendencia?

 

1. Partida de nacimiento original del ciudadano italiano.
En caso de no tener la partida de nacimiento del ciudadano italiano que da origen al reconocimiento de la ciudadanía, usted podrá concurrir al consulado italiano más cercano donde le indicaran el procedimiento para solicitarla a la Comuna italiana. Es indispensable poder proporcionar nombre, apellido, lugar y fecha de nacimiento del familiar nacido en Italia. El desconocimiento de estos datos impide la realización del trámite.

2. Prueba de que el ciudadano italiano no se ha nacionalizado en otro país o que no lo ha hecho antes del nacimiento de sus descendientes.

 

3. Partida de matrimonio del familiar italiano, si se casó en el extranjero; si el familiar se casó en Italia es necesario presentar certificado de matrimonio emitido por la Comuna italiana.

 

4. Partida de defunción del familiar italiano (si ha fallecido).

 

5. De cada uno de los descendientes en línea recta:
5.1 Partida de nacimiento.

5.2 Partida de matrimonio (en caso de que la persona se haya casado).

 

NOTA: las mujeres casadas con anterioridad al 01.01.1948 pueden haber perdido la ciudadanía italiana según cuál sea la ciudadanía del cónyuge. En ese caso deberán presentar un certificado negativo de ciudadanía al consulado del país de origen del marido. Por favor verifique esto en el consulado italiano más cercano.
En caso de existir divorcio es necesario presentar la sentencia original y completa con la especificación “Cosa Juzgada” o “Sentencia firme” legalizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores (apostille) y traducida al italiano.

En caso de existir adopciones es necesario presentar la sentencia original y completa con la especificación “Cosa juzgada”, legalizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores (apostille) y traducida al italiano.

 

Certificado de residencia (cuando sea necesario)

 

ES IMPORTANTE TENER EN CUENTA QUE:
Las partidas de nacimiento§ extranjeras deben estar traducidas al italiano por traductor público. En caso de que la fecha de emisión de las mismas sea anterior al 01.07.1990, deberán ser legalizadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores y luego traducidas al italiano.
Es necesario entregar los originales de cada partida (no pueden§ ser certificados) con su respectiva traducción y una fotocopia simple de cada una. Los originales se envían a la comuna respectiva en Italia y no son devueltos al interesado.
Todas las actas deben ser expedidas en copia§ autenticada por los respectivos Registros Civiles. Particular atención debe dispensarse al control de las mismas en lo referido a la correlación y correspondencia entre los datos de las actas extranjeras y los certificados del ascendiente italiano: nombres, apellidos, fechas, edades, lugar de nacimiento, etc.

 

En caso de error deberán efectuarse las correcciones necesarias luego de haber solicitado orientación en la oficina Stato Civile.

 

Las personas que§ soliciten el reconocimiento de la ciudadanía italiana deberán dirigirse a la oficina Stato Civile – Cittadinanza en su consulado italiano más cercano para la aclaración de cualquier duda que surja en relación con la presentación de los documentos.

 

ADVERTENCIA: Queda establecido que cada consulado italiano tiene el derecho de solicitar ulteriores modificaciones en las actas, requerir documentación suplementaria y, eventualmente rechazar la solicitud aún después de haber recibido la documentación traducida, en el caso de verificarse inconvenientes insalvables que impidan la realización del trámite. Por lo que debemos clarificar que estas son las reglas generales pero sin embargo este atento de cualquier nota local en su país.
La ciudadanía italiana por matrimonio
Tiene derecho a la ciudadanía italiana por matrimonio si:

 

Si es cónyuge de un ciudadano italiano, si es residente legalmente en Italia desde hace al menos seis meses, o tres años después de la fecha del matrimonio (si no ha sido desecho el matrimonio, no ha habido disolución, anulación o cesación de los efectos civiles y si está aviada la separación legal).
La petición tiene que ser presentada con cinco copias (de las cuales, la original debe tener un sello de 20.000 liras italianas o equivalente en euros y cuatro fotocopias) al Prefecto de la Provincia de residencia del interesado, o a las autoridades consulares italianas en el extranjero y debe ser dirigida al Ministro del Interior. Son necesarios los siguientes documentos (también éstos en cinco copias, de las cuales la original con un sello de 20.000 liras italianas o equivalente en euros y cuatro fotocopias): a) certificado de nacimiento; b) certificado de residencia; c) certificado de matrimonio expedido por el Ayuntamiento italiano en el cual ha sido inscripto o trascripto el matrimonio; d) libreto de familia; e) certificado general de la cásela judicial expedido por la Procura de la República en el tribunal; f) certificados de los cargos dependientes expedidos por la Procura de la República en el Tribunal; g) certificado de nacionalidad italiana de su cónyuge; h) fotocopia autenticada de su permiso de permanencia actualizado; i) fotocopia de todas las páginas escritas de su pasaporte, autenticada por un notario de su Consulado; l) certificado penal expedido por el País de origen, traducido y legalizado por la Autoridades Consulares italianas en el extranjeros; m) una instancia (petición formal) dirigida al Ministerio del Exterior italiano para que dé su parecer sobre la adquisición por tu parte de la nacionalidad italiana.
NOTA: la petición no tiene que ser dirigida directamente al Ministerio del Exterior sino que debe ser hecha a través de su Autoridad Diplomática en Italia; n) fotocopia de la última declaración de los impuestos autenticados ante un notario o declaración sustitutiva de acto de notoriedad en la cual usted declare que la fotocopia presentada es una copia conforme con los impresos entregados en su momento en las oficinas fiscales ( si falta esta fotocopia, declaración sustitutiva de notoriedad en la cual se presenta la naturaleza y la cantidad de tus réditos).
ATENCIÓN: no puede obtener la nacionalidad italiana con el matrimonio si: a) ha sido condenado por uno de los delitos contra la personalidad internacional o entera del Estado o por un delito contra los derechos políticos del ciudadano; b) ha sido condenado por un delito no culposo (o sea, cumplido con voluntad) por la cual la ley prevé una pena base no inferior, a máximo de tres años de reclusión; c) ha sido condenado por un delito no político a una pena de detención superior a un año por parte de una Autoridad Judicial extranjera, cuando la sentencia haya sido reconocida en Italia; d) existen, en su caso específico, motivos comprobados relativos a la seguridad de la República Italiana.

 

La nacionalidad italiana por matrimonio es conferida por el Decreto del Ministro del Interior, que tiene que ser registrado en la Corte de Juzgado.
La ciudadanía italiana por naturalización
Si es “naturalizado”.
La petición de nacionalidad italiana por naturalización puede ser hecha en uno de los siguientes casos:
1. Si su padre o su madre o uno de sus abuelos han sido ciudadanos italianos de nacimiento, o han nacido en Italia; en ambos casos, es necesario que usted resida en Italia desde hace al menos tres años;
2. Si ha prestado servicio, incluso en el extranjero, durante al menos cinco años en las dependencias del Estado italiano;
3. Si es mayor de edad y ha sido adoptado por un ciudadano italiano, y reside legalmente en Italia desde hace al menos cinco años después de la adopción;
4. Si es apolido o refugiado y reside en Italia desde hace al menos cinco años;
5. Si reside legalmente en Italia desde hace al menos diez años;

 

6. Si es ciudadano de uno de los Estados Miembros de la Unión Europea y reside desde hace al menos cuatro años en Italia.

7. La instancia debe ser presentada en papel legal con un sello de 20.000 liras italianas o su equivalente en euros al Prefecto de su Provincia de residencia y debe ser dirigida al Presidente de la República Italiana.

 

Son necesarios los siguientes documentos:
a) Certificado de nacimiento;

b) Libreto de familia;

c) Certificado penal de su País de origen;

d) Certificado legal de residencia quincenal o decenal (con sello de 20.000 liras italianas), dependiendo de si reside en Italia desde hace cinco o diez años;

e) Copia del permiso de permanencia declarada conforme con el original por la Jefatura de Policía;

f) Certificado con sello de 20.000 liras italianas de la Oficina territorial de los Impuestos Directos relativos a sus réditos declarados o de todas formas poseídos,

g) Certificado general del registro judicial;

h) Certificado de los cargos dependientes expedidos por la Procura de la República autenticada en el Tribunal;

i) Copia autenticada de su pasaporte (el documento original o la fotocopia autenticada tienen que presentarse junto con una traducción oficial en idioma italiano, certificada de acuerdo con el texto extranjero por la autoridad diplomática competente y consular o por un traductor oficial).

 

La nacionalidad por “naturalización es concedida por Decreto del Presidente de la República, consultando al Consejo de Estado, después de una propuesta del Ministro del Interior. El Decreto tiene que ser registrado en la Corte de Juzgado.

 

El Decreto no tiene efecto si la persona a la que se refiere no presta, ante si seis meses después de la notificación de dicho Decreto, el juramento de ser fiel a la República Italiana y de observar la Constitución y las leyes del Estado.

 

Adicionalmente si es hijo menor de edad de quien obtiene o de quien obtiene de nuevo la nacionalidad italiana o convive con uno de sus padres en la fecha en la cual este obtiene u obtiene de nuevo la nacionalidad:
Pero se deben cumplir estas dos condiciones:
– Que la convivencia sea estable y efectiva;

– Documentos idóneos.
ATENCIÓN: para obtener la nacionalidad italiana se considera “legalmente residente” en Italia quien ha cumplido las normas a la entrada en el País y la inscripción en el Registro de la población (permiso de permanencia, etc.).
ADEMÁS: todos los documentos en idioma extranjero tienen que estar acompañados de la traducción jurada redactada en papel legal con un sello de 20.000 liras italianas o su equivalente en euros.
Que la convivencia sea demostrada por la libreta de familia o por otros ¿qué quiere decir “sin saltos generacionales”?
Sin saltos generacionales quiere decir que es necesario presentar las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción (cuando la hay) de todas las personas que integran la cadena de transmisión (por Ej. Bisabuelo, abuelo, padre, hijo) sin omitir a ninguna de ellas. La documentación se puede presentar toda en el mismo día. No es necesario esperar que primero obtenga la ciudadanía el primer descendiente del italiano para poder solicitar luego la de sus hijos.
¿A quiénes transmiten las mujeres la ciudadanía italiana?
Cuando hay una mujer en la línea de transmisión, es necesario que los hijos de la misma hayan nacido a partir del 01.01.1948, para poder solicitar la ciudadanía italiana. Lo que importa entonces no es la fecha de nacimiento de la mujer sino la de los hijos de la misma.
¿Qué sucede cuando algunas de las personas de la cadena de transmisión están fallecidas?
El fallecimiento de una o más de las personas que integran la línea de descendencia no impide la realización del trámite. Se deberán presentar las partidas de nacimiento, matrimonio (si lo hubo) y defunción de la misma.

¿Qué sucede cuando alguna de las personas que solicitan la ciudadanía está divorciada?

 

Cuando alguna de las personas que presentan solicitud de reconocimiento de ciudadanía italiana está divorciada, es necesario que presente la partida de dicho matrimonio acompañada de la sentencia del divorcio legalizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país, traducida al italiano. Dicha sentencia debe tener escrita la frase “cosa juzgada” o “sentencia en firme”. Una vez que tanto la partida de matrimonio como la sentencia de divorcio estén inscritas en la comuna italiana competente, se podrá presentar (si existe) la partida de un segundo matrimonio.

¿Cómo se procede cuando hay que presentar partidas emitidas en otros países?

 

Cuando se presentan partidas de otro país que no sea Italia, las mismas deberán estar legalizadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores del país de origen.

 

¿Cuál es la situación del cónyuge de quien obtiene la ciudadanía italiana?
Sólo las mujeres casadas con un ciudadano italiano (ya sea nacido en Italia o que obtenga la ciudadanía “Jure sanguinis”) antes del 27.04.1983 obtendrán la ciudadanía italiana en forma automática por derecho de matrimonio. A partir de dicha fecha, la transmisión ya no es automática y esposas/os de italiano/a podrán pedir la ciudadanía italiana por naturalización, pero pueden solicitar nacionalizarse italianas recién después de 6 meses de residir en Italia o después de 3 años si residen fuera de Italia.
Nota: Las mujeres casadas con anterioridad al 20.09.1975 pueden haber perdido la ciudadanía italiana según cuál sea la ciudadanía del cónyuge. En ese caso deberán presentar un certificado negativo de ciudadanía al consulado del país de origen del marido (Es decir sería el caso de una mujer considerada italiana por nacimiento y que al contraer matrimonio con un hombre no italiano haya adquirido la nacionalidad de su esposo y perdido la italiana).
¿Qué pasa si existe un expediente ya abierto del ciudadano italiano?
Si una parte de la familia ha realizado el trámite de reconocimiento de la ciudadanía y usted quiere iniciar el suyo, puede utilizar la documentación del italiano que le da el derecho que ya ha sido presentada y agregar las actas correspondientes a los descendientes que aún no haya sido presentado.
¿Cuántas veces es necesario presentar la misma documentación?
Si hay varias personas o núcleos familiares que descienden de un mismo italiano, la documentación de éste se presenta una sola vez. No es necesario volver a presentar la documentación que ya ha sido presentada.
¿Cuándo debo realizar correcciones en las actas o partidas?
Si existen diferencias en nombres, apellidos y fechas en las actas referidas al ciudadano que da origen a la ciudadanía italiana y los de sus descendientes, es necesario presentar la documentación en la oficina competente a fin de dilucidar el caso específico. No es posible dar alguna respuesta a éste tipo de dudas sin revisar las actas en las cuales se presentan las diferencias.
¿Cuál es el costo del trámite para obtener la ciudadanía italiana?
El trámite de la ciudadanía es personal y gratuito.
¿Qué pasa si su ascendente renunció a la nacionalidad italiana?
El/la italiano/a que renuncia a la nacionalidad italiana y después de esa renuncia tiene hijos esos hijos no son italianos., ¿por qué? porque cuando nacieron ya no eran hijos de italiano/a ya que su padre o madre habían renunciado.
En cambio si nacen antes de la renuncia son italianos porque al momento de nacer su padre o madre seguían siendo italianos.

¿Qué pasa si su ascendente adquirió otra nacionalidad diferente a la italiana?
El italiano/a que adquiría otra nacionalidad antes del 16-08-92 implicaba la pérdida de su nacionalidad italiana. En cambio después de esta fecha cambio la ley y el italiano/o que adquiría otra nacionalidad después de esta fecha conserva la italiana salvo que renuncie expresamente a ella.
Por ejemplo si un italiano se naturalizo venezolano en 1993 (después del 16-08-92) y tiene un hijo en 1994 ese hijo es italiano.
¿Cómo recuperar la ciudadanía italiana?
El ciudadano italiano que haya obtenido la ciudadanía extranjera por naturalización antes del 16.08.1992, perdiendo así su ciudadanía de origen, puede recuperarla:
Residiendo en Italia por un periodo mínimo de un§ año.

 

Si presta efectivo servicio militar para el Estado italiano§

 

Si§ asume, o ya posee, un empleo público en las dependencias del Estado, aun en el exterior.

 

Si perdió la ciudadanía por no haber dado cumplimiento a la§ intimación del gobierno italiano de abandonar el empleo público o la prestación del servicio militar para un Estado extranjero. Esto, siempre que haya establecido la residencia en Italia por lo menos durante dos años y haya probado el abandono del empleo.

 

Quien haya adquirido otra ciudadanía a partir del 16.08.1992 conserva la ciudadanía italiana a menos que renuncie expresamente a la misma ¿El ciudadano italiano que sea también ciudadano extranjero es tratado como ciudadano italiano o como extranjero en Italia?
En línea general, por las leyes italianas la persona que tiene muchas ciudadanías incluida aquélla italiana es considerado ciudadano italiano, tanto en el exterior como en Italia. Como tal él debe tener pasaporte italiano valido. A la entrada en Italia debe ser exhibido el pasaporte italiano; en caso no sea presentado el pasaporte o sea presentado un pasaporte extranjero, el ciudadano es considerado como extranjero y como tal tratado, también por lo que se refiere a la obligación de pedir el visto de entrada ( antes) y el permiso de estadía (después).

¿Cuándo existe la descendencia de un ciudadano italiano emigrado?
La condición de extranjero de descendencia italiana puede existir cuando existe descendencia de un emigrado que ha sido ciudadano italiano en el momento en que ha emigrado. Entonces, la emigración debe ser pasada después la Unidad de Italia (1861), por las personas emigradas de Veneto después el 1970, por las personas emigradas de Trento e Bolzano, la comuna de la Lombardia, algunas comunas de Venteo, parte de la provincia de Gorizia y la ciudad de Trieste después el 16 julio 1920, para las personas emigradas de los territorios “giuliano-dalmati” después la Primera Guerra Mundial con la entrada en vigor del “Trattato di Parigi” del 10.2.1947. Las indicaciones geográficas son dadas con significado solo geográfico y no político El Art. 7 ley 13 junio 1912, n. 555, ley sobre la ciudadanía que ha reorganizado la materia de los Art. 1-15 del “Codice Civile” 1865 como consecuencia de las numerosas modificaciones producidas de las normas en materia de emigración, concluidas con el texto único de las Leyes sobre la emigración del 1901, que presuponía que quien haya nacido en exterior de padre o madre italiano tenía dos ciudadanías, una de el País de nacimiento y la otra italiana, pero llegando a la mayoría de edad, podría renunciar a la ciudadanía italiana (con declaración en el Consulado). En el caso de no renuncia a la ciudadanía italiana, sus descendientes tenían derecho a la ciudadanía italiana. Los italianos en el exterior, pero, tenían la obligación de hacer transcribir en Italia los actos del Registro que los interesaban o que interesaban sus descendientes Trabajo, negocio e inversiones, Trabajar, hacer negocios o invertir en Italia.
A continuación podrá encontrar una serie de informaciones relacionadas al mercado laboral italiano y los diversos medios que lo ayudarán a encontrar un empleo en Italia.
¿Puede un extranjero no comunitario obtener un permiso de trabajo para laborar en Italia?

 

Si puede, pero el esquema de permisos de trabajo en Italia es administrado regionalmente, por lo que su procesamiento difiere dependiendo de la región de interés. Además el permiso de trabajo en Italia debe ser solicitado por una compañía italiana, este no puede ser procesado por el potencial empleado o por una agencia. El tiempo de procesamiento varía alrededor de dos meses.

 

 

¿Además del permiso de trabajo se necesita algún otro trámite?

 

Si, es necesario obtener un permiso o carnet de permanencia (Soggiorno), estos documentos comprueban que la permanencia en Italia está en regla. Si deseas obtener más información de cómo procesar el permiso de permanencia visita la sección de documentación de este portal relativa a Italia.

¿Cómo buscar trabajo en Italia?
Las vías tradicionales de periódico (nacional y local), Internet y agencia de empleo son utilizadas con bastante frecuencia en Italia, aunque muchos trabajos se obtienen sobre la base de relaciones personales y contactos.

 

Muy a menudo, en lugar de ser anunciadas públicamente, las posiciones vacantes son ocupadas por personas que tienen contactos dentro de la compañía. Nuestro consejo es que aproveche cualquier posible contacto que tenga, tal como amigos, colegas o compañeros de clase. Incluso los encuentros más fortuitos pueden conducir a un posible trabajo. La persistencia y la confianza en ti mismo son dos elementos indispensables para una búsqueda exitosa de empleo.

 

Como siempre, un Curriculum Vitae sólido y con una buena presentación es esencial. Sin embargo tome precauciones porque el formato típico de Curriculum Vitae en Italia puede ser muy diferente al habitual en su país, por lo que es aconsejable investigar un poco sobre el tema.
En Italia como turista ¿se puede trabajar?
No. Si quiere hacerlo necesitara un permiso de trabajo que se expedirá en el consulado de Italia de su país.
¿Cuál es la situación del mercado laboral en Italia?
Italia presenta una tasa de desempleo relativamente alta alrededor del 7.7 % (2005), pero lo interesante es que esta varía de acuerdo a la región del país en que se encuentre, en el norte alrededor de 5 %, en el centro 6% y en el sur 21 %. Por lo que los más afectados son los jóvenes italianos a la hora de buscar empleo.
Existen condiciones para obtener los beneficios sociales económicos para el desempleado, por lo que generalmente las familias se encargan de mantener a sus miembros en estas condiciones. Los sectores industriales, bancarios y de servicios son los más fuertes en el país.
¿Qué calificaciones son necesarias para trabajar en Italia?
La calificación más importante a la hora de trabajar en Italia es la habilidad para hablar italiano. El segundo factor es su experiencia profesional o comercial, si usted no posee experiencia que ofrecer a los empleadores italianos estos esperaran entonces estudios relevantes en su área de desempeño.
Para poder trabajar legalmente en Italia debe encontrarse en situación regular y contar con un permiso de residencia, además de legalizar sus calificaciones (títulos) para las profesiones reguladas por el estado, al terminar este proceso en algunos casos se le solicitara presentar un Test de aptitud o llevar un curso de equivalencia que puede durar hasta tres años.
El reconocimiento de sus calificaciones lo autoriza a actuar en roles profesionales y a ejercer su profesión de acuerdo a las leyes italianas. Sin embargo si su profesión no está regulada en Italia, no necesitara aplicar a este proceso de legalización y puede empezar a ejercer bajo las mismas condiciones de un nacional italiano siempre y cuando se encuentren con un estatus legal en el país.
Si usted se encuentra fuera de Italia y no es comunitario para poder trabajar en este país debe obtener patrocinio de una empresa, no puede aplicar de manera individual o a través de una agencia.
¿Tipos de contratos laborales en Italia?
Las relaciones entre los empresarios y los trabajadores están reguladas por las normas del código civil, por el conjunto de las leyes en materia laboral, por los contratos colectivos y por los contratos individuales. Los contratos colectivos pueden tener valor en todo el territorio nacional y aplicarse en todos los sectores de producción, o bien se pueden referir a determinados ámbitos locales. Los trabajadores se dividen en tres categorías principales: directivos, empleados y obreros para los que se aplican diferentes contratos.

 

Recientemente se han renovado los contratos nacionales de trabajo de la Administración Pública y del sector metal mecánico y del comercio. Estos últimos dos contratos, que en conjunto abarcan a tres millones de empleados, representan un punto de referencia para el sistema contractual privado. A dichos contratos se unen las renovaciones de los contratos nacionales de trabajo firmados en los sectores de la construcción, químico, bancario, maderero y decoración, textil y confección y el del gas y el agua que han confirmado aumentos salariales compatibles con la estabilidad de los precios.
Contratos laborales para los nuevos empleados (atípicos).

Para incentivar las nuevas contrataciones se prevén cuatro tipos de contrato: aprendizaje, contrato laboral de formación, contratos temporales y contratos a tiempo parcial.
El aprendizaje

 

Es una herramienta que ofrece muchas ventajas a las empresas y que permite formar a jóvenes entre los 15 y los 24 años y beneficiarse de importantes desgravaciones de la contribución y de la seguridad social, con una cobertura de casi el 100% de los gastos de seguros y seguridad social a cargo del empresario.
Gracias a este tipo de contrato, se forman anualmente alrededor de 20.000 aprendices.

 

El contrato tiene una duración mínima de 18 meses y máxima de 4 años, 5 en el sector de la artesanía, y prevé un horario laboral que no puede superar las 8 horas diarias y las 40 horas semanales.
El contrato de formación laboral

 

Permite a las empresas disfrutar de ahorros contributivos durante los primeros dos años en caso de contratación de personal cualificado (diplomados o licenciados). Esta fórmula se aplica a los jóvenes de entre 16 y 32 años y tiene una duración máxima de 24 meses.

A los empresarios de las áreas señaladas como Objetivo 1 (Regiones del Sur) les corresponden durante otros 12 meses facilidades contributivas en caso de transformación, en el momento del vencimiento del 24º mes, de contratos de formación dirigidos a la adquisición de profesionalidad intermedia y elevada en contratos indefinidos.
Contratos temporales

 

Prevén una elevada flexibilidad de gestión del horario laboral con un máximo de 40 horas semanales sin límite diario. El horario se puede distribuir en una franja no superior a 12 meses, para adaptar las horas diarias a la cantidad de trabajo. El contrato se puede renovar una sola vez y por un período no superior al inicial.
El contrato a tiempo parcial
Prevé la adopción del horario reducido diario, semanal o anual y puede ser de tres tipos: vertical, es decir trabajo a tiempo completo algunos días de la semana o del mes; horizontal, con horario reducido todos los días y cíclico, con presencia en el lugar de trabajo sólo algunos períodos del año.
Sobre los contratos laborales flexibles en Italia
A lo largo de 2003, Italia ha actualizado su legislación laboral y de acercamiento entre la oferta y la demanda de trabajo, gracias a la reforma conocida como “Reforma Biagi”. Esta modificación se ha introducido con el fin de que las empresas puedan adaptar mejor la organización de los recursos humanos a los cambios de la economía y a las variaciones de los ciclos coyunturales.

 

Nueva fórmulas de contratos de trabajo permiten hoy a las empresas gestionar de forma más flexible los procesos de selección de personal y a los trabajadores conciliar mejor la vida laboral y familiar, con evidentes beneficios sobre la calidad de sus prestaciones laborales. Desde hace ya algunos años, Italia ha registrado una evolución en el mercado de trabajo y un cambio de actitud de los trabajadores hacia las nuevas formas de empleo, con la disminución de contratos por tiempo indefinido en favor de contratos temporales más adaptables, así como una mayor movilidad de la mano de obra entre las empresas y las actividades económicas en general.

 

Uno de cada tres trabajadores está empleado con contratos atípicos, es decir, diferentes de los tradicionales modelos de contratación laboral a tiempo completo y de duración indefinida. A raíz de la reforma del 2003, se estima que por lo menos siete millones de trabajadores se acojan a las nuevas fórmulas de contratación.
Sueldos y salarios en Italia.
Los salarios están regulados por contratos colectivos nacionales respaldados por acuerdos entre empresario y trabajador. En caso de que estas dos fórmulas no sean aplicables se recurre a la ley. Las asociaciones de empresarios y las confederaciones sindicales fijan los sueldos mínimos, calculados sobre 13 o 14 mensualidades anuales. Los sueldos mínimos pueden integrarse, además de por contratos específicos individuales entre empresario y trabajador, también por beneficios tales como: vales de restaurante, automóvil de la empresa, teléfono móvil, seguros y participaciones en forma de acciones.
El salario promedio en Italia es de 28.166 Euros al año para los hombres y de 22,551 Euros al año para las mujeres.
Horario de trabajo.
El límite máximo del horario normal de trabajo está fijado en 8 horas diarias y 40 semanales. Además, se prevén horas extraordinarias en la medida de un máximo de 2 al día, 12 a la semana o 170 al año, salvo excepciones autorizadas y justificadas por circunstancias particulares.
Liquidación laboral.
Cualesquiera que sean las razones de extinción del contrato laboral, el empleado tiene derecho al llamado “trattamento di fine rapporto (TFR)”, es decir, una suma calculada de acuerdo con la duración de la relación laboral. La suma equivale a la reserva, oportunamente revalorada, por cada año de servicio del valor de la retribución anual dividido entre 13,5.
El sistema de seguridad social.
El estado italiano garantiza contribuciones económicas en caso de enfermedad, vejez, maternidad, desempleo (o movilidad), accidentes laborales y enfermedades profesionales, además de subsidios familiares, médicos e ingresos hospitalarios.

 

Contribuciones por seguridad social y seguros.

 

El modelo italiano prevé el desembolso de contribuciones por seguridad social tanto por parte de las empresas como de los trabajadores. El sistema prevé también coberturas en materia de seguros complementaria y obligatoria, mediante fondos de pensiones y sanitaria. También en este caso, las contribuciones se desembolsan, en una medida diferente, tanto por las empresas como por los trabajadores. La contribución del empleado es alrededor del 10 % de su ingreso bruto.
Por lo que respecta a los trabajadores por cuenta ajena, las contribuciones sociales se calculan de acuerdo con un porcentaje sobre la retribución bruta, que varía según el nivel de certificación y según el tipo de actividad del empleado. En líneas generales, el trabajador por cuenta ajena está obligado a pagar aproximadamente el 9% de la propia retribución bruta, mientras que la contribución del empresario oscila entre el 35% y el 46%.
La normativa para los trabajadores extranjeros
A la luz de los acuerdos de Schengen, Italia ha establecido cuotas anuales para la entrada de trabajadores extranjeros en el territorio nacional. Italia ha previsto la entrada de un número de extranjeros no comunitarios, residentes en el extranjero, para desarrollar actividades laborales subordinadas, incluso de carácter estacional y de trabajo autóno20 % de países con los cuales Italia ya ha suscrito o podrá suscribir acuerdos en materia de migración.
La inversión en Italia
La atracción de las inversiones exteriores es un factor indispensable para el desarrollo económico y social de un país, además de ser una de las prioridades de la programación económica e industrial del gobierno italiano.

 

Las empresas extranjeras pueden encontrar en Italia, un sistema de condiciones absolutamente favorables para invertir: un gran mercado; la sinergia de los importantes distritos industriales, que son la peculiaridad de la organización industriales del país; una estructura logística competitiva; una elevada formación; incentivos, y sobre todos, ideas y grandes proyectos industriales. Italia se propone como un espacio de elección para las empresas, en particular la PYME.
¿Conoce las facilidades para invertir en Italia?
Muchas son las oportunidades y las posibilidades ofrecidas por Italia: financiamiento para adquirir máquinas e instalaciones, normas que favorecen el desarrollo de nuevas actividades empresariales y, en particular, tiene una legislación específica para las mujeres que entiendan crear empresas. Las leyes, hoy día, están ligadas a las necesidades de un mundo en cambio. Es decir, hay nuevos instrumentos, que hasta algunos años atrás no eran pensables, que consienten las inversiones tecnológicas, o interviene por la tutela y la innovación ambiental, que miran a potenciar los sistemas de comunicación, a las inversiones por el comercio electrónico y todos aquellos proceso que favorecen la internacionalización de las empresas.

 

La normativa vigente está basada sobre la de la Comunidad Europea que disciplina los subsidios de los Estados a las empresas. Segundo la normativa, 361/20003/CE, las empresas se dividen entre grandes, medias, pequeñas y micros:

 

1.- Las empresas micros no pueden tener más de 10 dependientes y un facturado no superior a 2 millones de euros.

 

2.- Las pequeñas son aquella que tienen menos de 50 dependientes y un facturado menor de 10 millones de euros.

 

3.- Las medias tienen al máximo 250 trabajadores y 50 millones de facturados

 

Las empresas pueden aprovechar de mayores subsidios si se van a localizar en áreas con menor desarrollo económico:

 

1.- Áreas objetivo 1 (Título 1, Capo 1, Artículo 3, Reglamento CE 1260/99): son las regiones cuyo PIB pro capita resulta inferior al 75% de la media comunitaria. Las regiones italianas interesadas son: Campania, Puglia, Basilicata, Calabria, Sicilia, Sardegna e Molise;

2.- Áreas objetivo 2 (Título 1, Capo 1, Artículo 4, Reglamento CE 1260/99): son zonas en declino industrial, en las cuales hay una tasa de desempleo superior a la media comunitaria, y las zonas rurales caracterizada por un bajo nivel de desarrollo socio-económico; 3. Régimen de ayuda transitoria (Título 1, Capo 1, Artículo 6, Reglamento CE 1260/99).

 

¿Cuáles son los beneficios para los desempleados en Italia?
Beneficios Ordinarios: Para calificar para los beneficios ordinarios (indennità ordinaria), usted debe haber trabajado por al menos un año y contribuido mínimo los dos años anteriores. El beneficio estará disponible por un máximo de 180 días (6 meses) y es pagado desde el octavo día desde la finalización de su empleo, suponiendo que hace la aplicación antes de eso. Sin embargo las aplicaciones pueden ser presentadas hasta 90 días después de quedar cesante. El beneficio es calculado al 30 % de su ingreso promedio durante los tres meses previos, pero el monto no debe exceder los 932.82 Euros (2002).
Beneficios Reducidos: Si usted ha trabajado por al menos 78 días en el año previo, pero menos que un año en total, o ha realizado dos años de contribuciones voluntarias, usted califica para los beneficios reducidos (indennità ridotta). El beneficio es calculado al 30 % de su ingreso promedio durante los tres meses previos, pero el monto no debe exceder los 932.82 Euros (2002).
Asignación Especial: Es otorgado (trattamento speciale) a empleados de las industrias de la construcción y la agricultura y actualmente ronda un máximo de 20 Euros por día.
Para gozar del beneficio debe presentar una forma de aplicación de desempleo en su oficina local del INPS o la oficina de empleo (Ufficio di Collocamento) con el aviso de perdida y el certificado de estado de familia (certificato di stato di famiglia), luego se le entregara la tarjeta de desempleado (attestato di iscrizione).

Estudiar en Italia
En esta sección encontrará información relativa a la educación en Italia.
Estructura del sistema educativo en Italia
En Italia, actualmente, el recorrido formativo de los niños está así estructurado:

 

Guardería: Desde los 2 años y medio hasta§ los 6 años.
Educación primaria: Desde los 6* hasta los 11 años§
Educación secundaria: de 1° grado Desde los 11 hasta los 14 años.
Instituto§ o formación Profesional: Desde los 14 hasta los 19 años.
Universidad o§ formación técnica superior: Desde los 18 años para arriba.
*Si los padres desean, pueden inscribir a sus hijos al primer año de la educación primaria a partir de los 5 años y medio (si cumplen los 6 años dentro del 30 de abril del año escolar.)
El itinerario escolar de los alumnos en Italia está dividido en dos ciclos:

 

El primer ciclo comprende la educación primaria y la secundaria§ de primer grado.
El segundo ciclo de estudios corresponde a los años de§ Instituto o de formación profesional.

 

Al finalizar cada ciclo los estudiantes deben dar un examen de Estado. La escolaridad perdura por 12 años:
 5 años§ de educación primaria

 3 años de educación secundaria de primer grado.§

  • § Instituto o escuela de formación profesional hasta que cumplan 18 años

Hay que diferenciar entre la escolaridad y la obligación formativa. Un alumno absorbe generalmente a la escolaridad con el cumplimento del 16° año de edad; hasta los 18 años, aunque sigue la obligación formativa: el chico no podrá empezar en seguida una actividad laboral, pero tendrá que enfrentarse a unos períodos de formación al trabajo, también con la modalidad de stage o de aprendizaje.
Para ayudar a los alumnos extranjeros a integrarse en la clase y para facilitar el aprendizaje del idioma Italiano, los maestros organizarán unos momentos individuales y unas actividades de enseñanza del Italiano oral y escrito.
En algunas escuelas hay profesores especialistas quienes tienen la tarea de enseñar el italiano a los alumnos extranjeros. Es importante por eso al momento de la matriculación al colegio, pedir informaciones sobre eventuales servicios de soporte existentes para los extranjeros.
Conozca el proceso de matriculación escolar en Italia para los niños
La matriculación a la educación general básica es gratuita y obligatoria. Los libros no son gratuitos y tienen que ser comprados por la familia la cual se hace cargo de los materiales escolares (cuadernos, bolígrafos, colores, etc.).

Los alumnos en difíciles situaciones económicas tienen la posibilidad de obtener prestado los libros para el año escolar. Los padres, en caso de que tengan dificultades económicas, tienen que interpelar al Asistente Social del Ayuda de residencia. Para matricular el niño al colegio se necesita:
La partida de§ nacimiento

El certificado de vacunación§

Los documentos del colegio§ frecuentado en el país de origen.
Todos los documentos pueden ser entregados a los colegios también en el idioma de origen, en caso no sea posible la traducción, y el padre pide valerse de una auto certificación (el padre declara bajo su responsabilidad la clase frecuentada por el hijo en el país de origen así como la fecha y el lugar de nacimiento). Si falta el certificado de vacunación es posible recurrir a la asistencia sanitaria del colegio que dirá lo que se tiene que hacer.
Sobre la inscripción de menores en cualquier tipo de escuela o institutos del estado en Italia.
a) Los menores en regla con familia en regla gozan de todos los derechos de los niños italianos.
b) Los menores que no estén en regla con familia en regla se pueden inscribir con reserva y mientras tanto iniciar el procedimiento de regularización (reunión del núcleo familiar) aunque ya estén en Italia.

c) Los menores que no estén en regla con familia que no esté en regla pueden inscribirse con reserva. La inscripción escolar no constituye un requisito para la regularización de la presencia en territorio italiano, ni para el menor ni para los padres. La reserva desaparece desde el momento en que el interesado obtiene el titulo de estudios final de instrucción secundaria inferior o superior, pero que de todas maneras no constituye requisito valido para el otorgamiento del permiso de estadía. Para la exención en el pago de los impuestos escolásticos están previstos límites específicos de rédito. Tipos de colegio en Italia (selección)

El horario escolar puede variar a segunda del grado y del tipo de colegio. En muchos colegios los padres pueden elegir entre tres posibilidades de horario y de organización escolar:

 

Un colegio a “tiempo normal”: Es de 30 horas semanales, desde el lunes hasta el sábado: generalmente desde las 8:15 hasta las 13:15.
Un colegio a “tiempo prorrogado”: Es de 36 horas semanales con algunos regresos en la tarde: normalmente 3 tardes cada semana hasta las 16:15. Hay también un refectorio escolar.
Un colegio a “tiempo experimental”: Es de 33 horas semanales. Hay unos regresos en la tarde. No está previsto el refectorio escolar. Se estudia un segundo idioma extranjero.
En cada caso es importante preguntar en la secretaría, el POF (plan de la oferta formativa) que es el documento oficial del colegio e incluye todas las indicaciones sobre asignaturas y horarios.

Conozca el calendario escolar en Italia
En Italia el colegio dura aproximadamente 9 meses: el comienzo está establecido en los primeros días de septiembre y la finalización en la mitad de junio.
El calendario escolar depende sin embargo de cada colegio. Para todos los colegios hay dos períodos largos de vacaciones:

Dos semanas en Navidad (de norma desde el 23 de§ diciembre hasta el 6 de enero)
Alrededor de una semana durante el período§ de Pascua (en marzo o en abril según los años).

 

Otros días de vacaciones§ están repartidos durante el año.

 

 

El colegio informará cada vez de los posibles días de cierre con un aviso en la agenda de vuestro hijo; la agenda es el instrumento de comunicación entre el colegio y la familia: es importante controlarlo cada día
Sobre las ausencias
Cada ausencia debe ser siempre justificada por los padres. También cuando el alumno entra en el colegio con atraso o tiene que salir con anticipación debe presentar una autorización firmada por los padres: los profesores no podrán entregar el estudiante a otros que no sean los padres, sin que tenga un poder oficial.
Requisitos para la formación de los adultos para obtener la licencia elemental y media

 

Tiene que presentar la petición correspondiente al Jefe de estudios, indicando:
-Sus§ datos personales;

-Su posición escolar y laboral;§

-Fotocopia autenticada§ del permiso de permanencia

 

La Educación superior en Italia.
Más de un millón de estudiantes atienden a la educación superior en Italia, aunque el país produce menos graduados que la mayoría de los países de Europa occidental. El país tiene alrededor de 90 institutos de educación superior, incluyendo 47 universidades del estado, otras cuantas privadas y más de 20 institutos de educación física. También hay dos universidades de lenguaje y cultura italiana.
La educación superior es controlada por el Ministerio de Universidades (Ministero dell’Università e della Ricerca Scientifica e Tecnológica/MURST). Las Universidades están organizadas en facultades. En Italia coexisten las universidades, los politécnicos y los institutos universitarios, centros todos ellos que ofrecen titulaciones universitarias. Los politécnicos están especializados en áreas técnicas y los institutos se concentran en una o dos facultades.
Al finalizar la educación secundaria el diploma de Maturità es el que da acceso a los estudios universitarios. La duración de los estudios es de 4 a 5 años dependiendo de las facultades.

 

Los títulos universitarios que se pueden obtener en Italia son cuatro:
El diploma universitario, después de 2 ó 3 años de estudio, reconocido como una calificación orientada al mundo profesional.
El laurea, al que se accede después de 4 ó 6 años de formación y que equivale a una licenciatura española.
El diploma di specializzazione supone dos años más de estudio y especialización tras finalizar la licenciatura.
Dottorato di ricerca, o doctorado, para el que se necesitan por lo menos 3 años de investigación.
Tanto la licenciatura universitaria como el doctorado de investigación permiten la utilización del título de doctor.

 

El curso académico en Italia se inicia en un período que abarca de septiembre a noviembre, cada centro tiene libertad para marcarlo, y termina entre mayo y junio. En muchas universidades el curso se divide en semestres.

 

¿Cómo es el proceso de inscripción para la universidad en Italia?

 

A)    Si eres residente en el extranjero, tienes que presentar entre el 14 de abril y el 23 de mayo de cada año la petición de preinscripción en las representaciones italianas con jurisprudencia en el territorio en el cual resides.

B)    Si eres residente en Italia, y eres titular de un carnet de permanencia, o de un permiso de permanencia, o de un permiso de permanencia por trabajo dependiente o por trabajo autónomo, por asilo político, por motivos religiosos o posees un título de estudio superior conseguido en Italia o, si lo has conseguido en el extranjero, el equivalente, tienes que enviar por correos (carta certificada i/v, asegurada, etc.) o presentar mediante terceras personas, desde el 14 de abril hasta el 23 de mayo, la petición de preinscripción en las Representaciones italianas en el País de la última residencia. Los impresos puedes encontrarlos en las secretarías de estudiantes extranjeros de las universidades y tienen que mandarlos, junto con los otros documentos previstos, en triple copia (original y dos fotocopias simples). Tu firma tiene que estar correctamente autenticada.

 

Solicitud de inscripción en una universidad en Italia?

 

 

  • § Título final de los estudios secundarios de segundo grado en original o un certificado sustitutivo a todos los efectos de la ley: para los candidatos residentes en Italia es necesaria la traducción oficial;

Eventuales§ documentos de los estudios académicos parciales ya cumplidos en el extranjero, en el caso que sea pedida la abreviación del curso;
Eventuales certificados§ de competencia en idioma italiano de la III Universidad de Roma, de la Universidad para extranjeros de Perugia, de la Universidad para extranjeros de Siena;
Dos fotografías de las cuales una autenticada;§

Seguro para las§ curas médicas y para ser internado en el hospital;

Copia autenticada del§ permiso de permanencia.

 

Antes del siguiente 6 de junio los representantes mandarán las peticiones de preinscripción y los documentos a las sedes universitarias elegidas por los candidatos.
Antes del 29 de julio, las universidades, después de comprobar que los documentos, son correctos, elaboran las listas de los candidatos residentes en el extranjero admitidos a las pruebas, a los cuales será expedido el visado de entrada válido hasta el 31 de diciembre para el examen de admisión a la universidad italiana y sucesivamente el permiso de permanencia.

 

En las fechas establecidas por las universidades, hechas públicas antes del 26 de agosto, tendrás que presenta, junto al pasaporte con el específico visado de entrada o con el documento de permanencia, para realizar las pruebas de admisión, entre las cuales, obligatoria, la prueba de conocimiento del idioma italiano.
Sucesivamente cada universidad expone antes del 26 de septiembre las graduatorias de los candidatos que han superado las pruebas e indica los ganadores de los puestos disponibles y las listas de los que han resultado idóneos y admitidos para la inscripción.
Estos últimos pueden pedir ser admitidos a un curso de licenciatura similar en la misma sede o pedir ser enviados para el mismo curso de licenciatura o para otro similar, a otra sede.

¿Cómo puede demostrar solvencia económica?

  1. Presentando las cartas de crédito bancario de un instituto extranjero que asegure que podrás disponer de por lo menos de 1032 Euros mensuales hasta el 31 de diciembre;
  2. O presentando un certificado que demuestre que ya dispone, en un banco en Italia, dicha suma, mediante bonificación o ingresos provenientes del extranjero;
  3. O con la evaluación por parte de los Representantes de la real capacidad de tu familia para hacer frente al empeño económico presentado;
  4. con garantías económicas proporcionadas por Gobiernos locales, Instituciones o Institutos de reconocido crédito, italianos o extranjeros. 

Sobre el alojamiento para los estudiantes en Italia
Estas son las opciones disponibles dependiendo de su capacidad
Estancia en familias.§ 
Es la mejor forma de obtener una experiencia directa de la forma de vida de los italianos, así como de sus costumbres. Una habitación individual, con el desayuno incluido y durante dos semanas, sale por los 350 euros. En régimen de media pensión, puede costar 480 euros. En caso de no contratar la comida, pero sí disponer de la cocina, el precio se queda en 320 euros. Muchas familias también ofrecen la posibilidad de reservar la cena a cambio de algún coste adicional. Puede parecer algo caro, aunque los precios en cualquier caso son más económicos si la habitación es compartida.
Apartamento compartido.§ 
Permite alquilar una habitación individual o doble en pisos privados cuidadosamente seleccionados, aunque no necesariamente con estudiantes. Esto permite una estancia más independiente y el uso autónomo de la cocina. El precio de las habitaciones, sin comida, puede oscilar entre 310 y 200 euros por dos semanas, dependiendo de si el cuarto es individual o compartido. Alquilar un apartamento en las grandes ciudades puede resultar bastante caro, por eso puede resultar más rentable si éste es compartido.
Apartamento independiente§ 
Es la opción perfecta para aquellos celosos de su intimidad. Son estudios o pequeños apartamentos amueblados y preparados para una o dos personas. Todos ellos están equipados con facilidades para cocinar y dotados de televisión, teléfono, microondas… Este tipo de alquileres puede salir por los 500 a 1000 euros mensuales. Para obtener información sobre apartamentos en alquiler en Italia, la guía de ‘Seconda Mano’ en Internet puede resultar de una gran utilidad.
Residencias§

 

Es otra opción muy interesante, sobre todo de cara a los estudiantes. Las residencias que no son específicas para este tipo de público siempre resultan más caras, así una habitación con dos camas puede salir por 581 euros a la semana. No obstante, los estudiantes extranjeros pueden residir en la Casa dello studente, que se ha pensado como un lugar donde poder pasar las dos primeras semanas en el país hasta que se encuentre un alojamiento para el resto de la estancia. En cualquier caso, existe una amplia lista de residencias para estudiantes.

 

Albergues§

 

En Italia hay cerca de 54 albergues de juventud gestionados por el propio Estado. Durante el verano y la época de turismo, conviene hacer la reserva con bastante antelación. La Oficina de Turismo de Roma uministra información actualizada sobre todos los albergues ciudad por ciudad. Una habitación con cama y baño, desayuno incluido, puede salir entre 52 y 130 euros, dependiendo de la temporada en la que se reserve.

 

Campings§

 

Existen 35.000 direcciones de campings en toda Italia. El precio suele rondar los siete euros por noche y persona. Puedes usar un buscador de campings para elegir el que más te guste.
Hostales y hoteles§ 
Los hostales más económicos pueden cobrar unos 22 euros por persona y noche, desayuno incluido. Hay muchos y muy diferentes entre sí, lo mejor es que averigües primero cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. En cuanto a los hoteles, es interesante saber que el IVA es del 10 por ciento en los de categoría común, y del 19 por ciento en los establecimientos de lujo. Aunque no hayas decidido pasar tu estancia en un hotel, conserva esta dirección Web porque nunca se sabe lo que puede pasar.
Antes de partir asegúrese de que ha analizado detenidamente cuál es el alojamiento que le interesa, una residencia, una familia o quizá un piso compartido. La oficina de información a los estudiantes extranjeros suele dar pistas sobre qué es lo que más le conviene.

¿Cuál es el costo promedio para estudiar en las universidades en Italia?


Las tasas universitarias varían de una universidad a otra, y pueden oscilar entre las 154.94 y el 619.75 € para las universidades públicas. En cuanto a las universidades privadas el precio puede alcanzar los 12.020,24 €.
El gasto de un estudiante respecto al alojamiento y la manutención variará lógicamente en función de la zona del país en que vaya a vivir pero por poner un coste genérico podríamos hablar de entre 6.010,12 y 10.818,22 €.
Becas de estudio del gobierno italiano
Se crearon para favorecer los estudios de ciudadanos españoles en instituciones académicas italianas, así como la realización de investigaciones en centros de documentación y archivos italianos. La dotación es de 619,75 euros al mes, aunque el viaje a Italia no está incluido.
Se conceden para estudios o investigaciones en universidades, academias, conservatorios, centros o laboratorios de investigación, bibliotecas, archivos, museos…
Para poder acceder a estar ayudas, es requisito indispensable contar con la nacionalidad española y ser mayor de edad. También se deberá poseer la titulación o nivel de estudios requerido para la inscripción en la institución elegida. La edad límite para poder participar es de 38 años y se exige conocimientos de la lengua italiana.

Se conceden becas para:

 

– Investigación en todas las disciplinas

– Cursos monográficos o genéricos de tres a ocho meses de duración.

– Cursos de ampliación de estudios de hasta doce meses.

– Cursos de larga duración, de ocho a doce meses.

– Cursos de corta duración, de un mínimo de tres meses.

– Cursos de lengua y cultura italiana y de didáctica de la lengua italiana de un mínimo de un mes y un máximo de dos.

 

Se puede encontrar más información y detalles sobre estas becas en la página del Instituto Italiano de Cultura. Además, en nuestra sección de becas encontrarás una gran lista de todo tipo de becas que quizás se adapten mejor a sus necesidades.
¿Puede trabajar en Italia mientras estudia?
Después de haber sido autorizado por su instituto escolástico, puede trabajar, como dependiente, por un tiempo no superior a las 20 horas semanales, también acumulables por 52 semanas, hasta un máximo de 1040 horas anuales.
El programa Erasmus para ciudadanos comunitarios
Los estudiantes comunitarios quienes deseen completar parte de sus estudios en universidades italianas pueden estar interesados en el programa Erasmus, el cual es parte del programa de la UE Sócrates, bajo el mismo, los estudiantes no pagan matricula por asistir a la universidad italiana y además puede optar por becas para cubrir los costos de reubicación, vivienda y cursos de lenguaje.
Para más información contacte a Erasmus Bureau, Rue Montoyer 70, B-1040 Brussels, Belgium (Tel. +32-2-233 011).
Vivienda
A continuación podrá encontrar información relacionada a la vivienda en Italia, tanto para el caso de alquiler como para la compra. Adicionalmente encontrará las respuestas a dudas comunes que se les presentan a los inmigrantes a la hora de llegar a este país sobre este tema.
Conozca los tipos de contrato de alquiler en Italia
En 1998 se interviene una ley de reforma (L.431/1998) que modifica la disciplina relativa al alquiler de un inmueble. Esta nueva ley deroga definitivamente las normas sobre el “equo canone” e indica tres modalidades diferentes para estipular un contrato de alquiler corriente:
1. Se puede estipular un contrato de alquiler de duración no inferior a ocho (cuatro años + cuatro de renovación automática), estableciendo un acuerdo con el arrendatario el cánon. Tras la caducidad de los ocho años, sea el inquilino, sea el arrendatario pueden ambos pedir bien la renovación del contrato con nuevas condiciones o bien, la renuncia a la renovación del mismo, comunicando a la otra parte la propia intención con una carta que se recomienda enviar al menos seis meses antes de la caducidad (a falta de esta carta el contrato se renueva tácitamente con las mismas condiciones). La parte que recibe esta carta, debe responder siempre con una carta recomendada para llegar a un nuevo acuerdo, si falta el acuerdo o incluso falta la propia respuesta, el contrato finaliza su eficacia en la fecha de cese del contrato, por lo tanto después de los ocho primeros años.
2. Se puede estipular un contrato de alquiler sobre el modelo de los “contratos-tipo”, que se preparan en sede local (es decir, en cada Ayuntamiento) a cargo de los organizaciones de la propiedad constructiva y de los inquilinos. El canon y la duración se establecen desde el respeto de lo que se ha dispuesto en el “contratos-tipo”; la duración de todas formas, no puede ser inferior a los cinco años (tres años + dos años de renovación automática). Con la caducidad de los primeros años sea el inquilino, o sea el arrendatario, pueden pedir o bien, la renovación del contrato con nuevas condiciones, o bien la renuncia a la renovación del mismo, comunicando a la otra parte la intención con una carta que se recomienda enviar al menos seis meses antes de la caducidad. A falta de esta carta, el contrato se renueva tácitamente con las mismas condiciones.

 

ATENCIÓN: tanto en la hipótesis1 como en la 2, el arrendatario puede, respectivamente después de los cuatro primeros años y después de los primeros tres años, avalarse en la facultad de denegar la renovación automática tan solo por motivos especificados en la ley 431/1998.
3. Se puede estipular un contrato de alquiler de naturaleza transitoria, de duración incluso inferior a los números 1 y 2, según las condiciones y la modalidad de estipulación, contenida en el apósito del decreto ministerial. Además, siendo estudiante universitario, se puede estipular un contrato de alquiler sobre la base de otros contratos- tipo que los Ayuntamientos, sedes de Universidad o de cursos universitarios destacados pueden preparar, según los criterios indicados en el decreto ministerial. En la práctica se ha extendido el contrato a uso forestaría, a l cual no se aplica la ley del “equo canone”. Se trata del alquiler de un inmueble por parte de una sociedad, de una empresa o de un privado que posea un código IVA, que permite alojar a sus propios dependientes que son residentes fuera del Ayuntamiento.
IMPORTANTE: en los contratos estipulados antes del 30 de diciembre de 1998 se aplican para toda su duración las disposiciones normativas vigentes antes de dicha fecha.
Sobre el acceso a los alojamientos de edilicia residencial pública
Si posee un permiso regular de permanencia o carnet de permanencia, y esta inscripto en las listas de colocación o trabajador dependiente o autónomo, puede acceder, como los ciudadanos italianos, a los alojamientos de edilicia residencial pública (casas populares), siempre que haya disponibilidad de viviendas. Para tener las informaciones necesarias, tiene que dirigirse a las oficinas de los Ayuntamientos.
Forma del contrato
Recuerde que no es necesaria la forma escrita (excepto si el contrato dura más de 9 años) sino que es válido también con el acuerdo verbal, o sea con palabras. Por tanto, el contrato puede ser incluso demostrado con otros medios (por ejemplo los recibos del pago del alquiler).
Sin embargo, a partir del 30 de diciembre de 1998, para la estipulación de contratos de alquiler válidos, se requiere la forma escrita.
¿Sabe que debe Registrar el contrato de arrendamiento obligatoriamente?
El contrato debe ser registrado por el propietario (denominado “locatore”) en las oficinas del registro. El impuesto de registro es del 2% del alquiler.

 

Anuncio publicitario

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: