Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 de julio de 2010

PRECURSORES DE LA INDEPENDENCIA DEL PERÚ

Autor: Guillermo Huyhua Quispe

Peruana, peruano

Quiero hacerles una pregunta: ¿Somos libres? O ¿aún somos esclavos o siervos?

Recordemos que en 1532 llegaron los conquistadores a nuestras tierras y nos sometieron al yugo español. ¿Perdimos nuestra libertad? En realidad no, lo que perdimos fue nuestra autonomía. Tuvimos un nuevo dueño, esta vez de escala mundial.

Durante 4,000 años, desde Caral hasta los Incas, los hombres del Ande iban construyendo sociedades totalmente distintas a las europeas, pero al mismo tiempo, allí no se conocía la libertad, pues había reyezuelos y nobles que tenían a los pueblos sojuzgados y sometidos. Así fueron incluso los Incas.

Sin dejar de admirar y enorgullecernos por los logros culturales de nuestros antepasados, los pueblos del común no tenían ni disfrutaban de libertades. Ni siquiera algo parecido al estilo de la democracia ateniense.

Pero, había una diferencia entre estar sometidos por nobles de culturas similares y otra estar sojuzgado por una cultura totalmente extraña como la española. Las primeras no te obligaban a olvidar tu cultura como lo hacía la segunda. Por eso, desde el inicio del dominio español comenzó la gran y épica resistencia indígena por lograr su autonomía y expulsar a los extraños españoles.

Entre los historiadores está en discusión desde cuando aparecen los precursores, pero sin ser mezquinos, debemos reconocer que los precursores son todos aquellos que pensaron y lucharon por la independencia del yugo español antes del gran proceso emancipador que concluyó entre 1821-1824. Así, los precursores forman una gran lista de nombres que empieza con el primer movimiento emancipador que se realizó entre 1536 y 1572 con Manco Inca, Sayri Túpac, Titu Cusi Yupanqui y Túpac Amaru I. Luego sigue Juan Santos Atahualpa con un segundo movimiento entre 1742-1756. Túpac Amaru II y Diego Cristóbal liderarán el tercer gran movimiento entre 1780-1781.

Con la gran rebelión de Túpac Amaru concluiría el largo proceso de emancipación liderada por indígenas que tenían como sueño independizarse para reconstruir un nuevo imperio al estilo inca. El sueño de libertad todavía no existía, apenas un atisbo en el ideal de Túpac Amaru, el arriero: libertad para comerciar con Alto Perú. Un cuarto movimiento, débil y el último intento, fue en el Cusco de los hermanos Angulo y Mateo Pumacahua.

Concluido el gran esfuerzo indígena por la emancipación y la autonomía, vendrían los precursores criollos que actuaron durante el siglo XVIII y comienzos del XIX. Los precursores reformistas, aquellos que contribuyeron indirectamente, son: Fray Calixto de San José Túpac Inca, José Baquíjano y Carrillo, Toribio Rodríguez de Mendoza e Hipólito Unanue. Ellos reclamaron la igualdad del indio y la libertad de comercio.

Por su parte, los precursores separatistas, aquellos que querían la ruptura total con España fueron: Juan Pablo Vizcardo y Guzmán, José de la Riva Agüero y José Faustino Sánchez Carrión.

Hasta aquí prácticamente todos los precursores tenían la idea de una autonomía política del Estado peruano frente a España, a lo más, una libertad de comercio entre Estados, pero ninguno, excepto, José Faustino Sánchez Carrión, plantearon las libertades individuales y el diseño del nuevo Estado peruano con claridad. Sánchez Carrión, inspirado en los ideales de la revolución francesa, considera que es necesario la democracia como eje del nuevo Estado, la soberanía del pueblo, la división y autonomía de los poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, el gobierno de plazo fijo, igualdad y el derecho a la propiedad para todos; en suma, contra la sociedad aristocrática virreinal plantea construir una sociedad democrática. Inspirados por él, ideólogos y juristas redactaron las constituciones del Perú.

Sin embargo, todavía seguimos preguntándonos: ¿Somos libres en el Perú de hoy? En realidad estamos en esa lucha, porque todavía muchos de nosotros, los peruanos, estamos esclavizados por nuestros prejuicios e ignorancias.

El extranjero ya no nos sojuzga, ahora nosotros mismos nos quitamos la libertad. El racismo, la discriminación, el autoritarismo, la alienación y la ignorancia, que aún sobreviven en nuestra sociedad, son los fieros esclavistas de nuestro siglo, que, junto a la corrupción y la inmoralidad, atenazan la libertad de los peruanos. Son estos nuestros verdaderos enemigos. La única manera de enfrentarnos a ellos es con educación y más educación democrática, donde todos somos iguales, sin distinción racial, étnica, cultural, económica, política y social. El respeto entre todos es esencial en una democracia, pero ello parte del respeto por uno mismo, por luchar por ser mejor persona, mejor ciudadano y tolerante con los demás.

Por eso, todo buen peruano y peruana, siempre debe tener en cuenta el sacrificio y los nobles ideales de nuestros precursores que nos alientan a ser libres, hombres y mujeres sin miedo a nada y a nadie, libres para ser los mejores, libres para tener sueños e ideales más altos, libres para diseñar una sociedad más justa, igualitaria y de gran progreso.

Por eso, peruanas y peruanas, luchemos por un Perú firme y feliz por la unión.

¡VIVA EL PERU!

Anuncio publicitario

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: